Por tú propia seguridad.

Si cuando utilizas tu PC o Tablet o Smartphone, para ver tu correo, Facebook o navegar en Internet y compartes tus dispositivos con otras personas. Esto es una llamada de atención.
Puedes haber sido hackeado.
No es que sea paranoico, bueno un poco.
Pero la realidad es que eres un usuario muy peligroso para tu persona como para otros. Cada vez que en una PC abres un navegador web (Internet Explorer, Firefox, Opera, Chrome, etc.), e inicias sesión en alguna red social o de cuando en cuando tu correo electrónico, en algún punto del almacenamiento de la PC conocido por los compas como temporales de Internet, dejas tus huellas digitales en el mundo cibernético, en archivos llamados cookies.
En general no hay información que un usuario mortífero pueda leer, si tu eres mortífero y letal para tu persona; pero muchos sitios necesitan hacer uso de estos archivos para poder llevar desde estadísticas de uso, preferencias, tiempo de conexión, sostén de sesión y hasta hacer que inicies más rápido tu sesión. Pero también se guarda tu nombre de usuario y contraseña hasta el momento en que cierras sesión.
Esto no es malo en si, se vuelve malo cuando tus practicas son malas, cuando compartes indiscriminadamente tus dispositivos móviles, Smartphones y Tablets o hasta tu laptop y PC, y para colmo no cierras tus sesiones en redes sociales y correo electrónico. 
Pues dejas al total descubierto para los pillos y malos amigos toda tu información digital. En muchos casos solo te hacen la mala pasada, pero en extremos, pueden perjudicar tu vida de forma grave. Es por ello que te recomiendo esto para que evites en la medida de lo posible los problemas.
  • Inicia y cierra sesiones en equipos compartidos.
  • De ser posible borra los temporales del equipo que compartes.
  • Cierra sesiones en tus dispositivos móviles antes de prestarlos.
  • Si es una PC y tienes que salir un rato, bloquea la sesión.
  • Manten tu escritorio limpio y despejado no dejes nada personal a la vista.
  • No uses la misma contraseña para todos tus sitios, pues bastará solo una para causarte muchos problemas.
  • Cambia contraseñas al menos dos veces al año.
  • Ten un antivirus y firewall actualizados, sistema operativo, todos tus navegadores y dispositivos móviles actualizados.
  • No des información personal sin estar seguro de a quién se la proporcionas y aún asi desconfía un poco así sea Facebook.

Volvamos a las contraseñas.
Una buena contraseña tiene al menos 6 caracteres lo recomendable son 8, tal vez hasta 11, pero mas de 14 dejan de ser tan confiables o fáciles de recordar. Y sigue estas reglas.
  • No uses tu nombre, rfc, matricula escolar, nombre de novio(a), mascota familiares etc.
  • Usa letras en Mayúsculas y minúsculas, números, y signos especiales si el sitio o el sistema operativo lo permite.
  • Que te sea fácil de recordar.

Veamos un ejemplo:
contraseña – 10 caracteres.
Puedes transformarlo mediante el cambio de minúsculas a mayúsculas asi.
contRAseÑa
Ahora si usas números en vez de letras puede quedar asi.
con7Ra5eÑa

Y no olvides cambiar periódicamente la misma para evitar que rompan la contraseña y recuerda que debes cuidarte a si mismo y minimizar el peligro en el cibermundo.

Entradas más populares de este blog

Calaverita 2017.

What can we expect in terms of cybersecurity in 2018?